miércoles, 13 de abril de 2011

Internos de Herrera de La Mancha ultiman los preparativos para su salida procesional


Los quince internos del Centro Penitenciario de Herrera de La Mancha que participarán en los actos de Jueves Santo en Manzanares ultiman los preparativos para su salida procesional. La modista de la Hermandad de la Virgen de los Dolores llevó a cabo las últimas pruebas a las túnicas que vestirán esa noche. La capellanía de la prisión ha sido nombrada cofrade honorífica de la Hermandad y ha recibido un lienzo de la Virgen.

A pocos días para el comienzo de los actos de la Semana Santa, internos y funcionarios del Centro Penitenciario realizan los últimos ensayos para su salida procesional del Jueves Santo en Manzanares, en la que portarán sobre sus hombros al Cristo de Herrera. Lo harán formando parte de la Hermandad de la Virgen de los Dolores, cuya modista ya ha realizado las pruebas de las túnicas que vestirán para la ocasión y que han sido regaladas por esta cofradía.

El presidente de la Hermandad de la Virgen de los Dolores, Jesús Fernández, también aprovechó la visita al Centro Penitenciario para hacer entrega a la capellanía de Herrera de La Mancha de un lienzo de la Virgen y nombrarla cofrade honorífica de esta hermandad manzanareña.

Fernández destacó la implicación personal para la realización de este proyecto de Guadalupe Rivera, directora del Centro Penitenciario, que acompañará a los internos durante el recorrido procesional, junto a otros funcionarios de la prisión y el capellán. Igualmente, señaló que a la Hermandad que representa le pareció muy adecuado que los internos portasen al Cristo de Herrera, sumándose así a las dos imágenes titulares de la Cofradía, “ya que es muy grande la fe que sienten por su Patrón”, cuya imagen fue realizada hace cerca de cincuenta años por los propios internos.

Guadalupe Rivera dijo sentirse “encantada” de acompañar y representar a los internos de Herrera de La Mancha en la procesión. Apuntó que se trata de un hecho importante, no solo por la solemnidad del acto en sí, sino también por el significado intrínseco del mismo, como una manera de mostrarle a la sociedad que el Centro Penitenciario forma parte de ella, y anunció que seguirá trabajando en esta misma línea.

Quince son los internos que tomarán parte en la procesión. Se trata, en su mayoría, de presos que ya disfrutan de permisos y que están próximos a conseguir el tercer grado. Todos ellos, participan durante un año en cursos de formación cristiana, que congregan a un centenar de internos.

Los quince elegidos se mostraron muy orgullosos por tener la oportunidad de representar a sus compañeros en este acto y portar fuera del centro, por primera vez, la imagen del Cristo de Herrera. Es por esto que están poniendo todo su empeño en los ensayos, para que todo salga perfecto en esa noche, en la que participarán con normalidad de los actos procesionales, junto al resto de cofrades y vecinos de Manzanares.

1 comentario: