lunes, 16 de noviembre de 2009

La Primitiva de Llíria inaugura el Encuentro de Bandas “Daniel Gonzalez-Mellado”





VER VIDEO:

La IX edición del Encuentro Nacional de Bandas “Daniel González-Mellado” de Manzanares, organizado por la Banda “Julián Sánchez-Maroto”, comenzó este sábado con un magnífico concierto de la Banda Primitiva de Llíria (Valencia). El domingo actuó en el Gran Teatro la Banda de Música de la Asociación Musical Villarejo de Salvanés (Madrid).

La Banda Primitiva de Llíria fue la encargada de abrir el Encuentro Nacional de Bandas “Daniel González-Mellado”, el sábado, 14 de noviembre. La actuación de la agrupación valenciana, que está compuesta por un alto número de músicos profesionales, comenzó a las ocho de la tarde y fue muy del agrado del numeroso público que se congregó en el Gran Teatro de Manzanares.

La Banda Primitiva de Llíria, bajo la batuta de Miguel Moreno Guna, interpretó un repertorio complejo. Abrió el concierto el pasodoble “Lagartijilla”, de J. Martín Domingo, seguido por “Caballería Ligera” de F. Von Suppé y la Obertura de “1812” del compositor de Piotr I. Tchaikovsky.

La segunda parte de la actuación estuvo conformada íntegramente por la obra “Cuadros de una exposición” de M. Mussorgsky, en la famosa orquestación de Ravel. Una dificultosa pieza, en la que el compositor ruso trata de evocar el paseo de un visitante por un museo y de describir musicalmente algunos de los cuadros ante los cuales éste se detiene.

Noventa de los cerca de quinientos músicos que conforman la plantilla oficial de la Primitiva de Llíria interpretaron un repertorio conocido y, a cuya complejidad inicial, se unió el tratarse de obras para orquesta sinfónica, adaptadas para banda, explicó Moreno Guna.

El director afirmó, que a pesar de la apretada agenda de la Banda Primitiva de Llíria, siempre “es un placer poder actuar en un auditorio tan bien acondicionado y que goza de tan buena acústica como el Gran Teatro”. Así mismo dijo sentirse contento de regresar a Manzanares, donde ya había actuado en otras ocasiones, aunque no como director de esta banda.

El domingo, a partir de las doce y media de la mañana, el Gran Teatro acogió la actuación de la Banda de Música de la Asociación Musical de Villarejo de Salvanés (Madrid), con un repertorio mucho más popular y que, en palabras de su director, Félix Ramírez de Blas ofreció dos aspectos muy distintos. Una parte estuvo dedicada a la música española y la segunda, mucho más espectacular, la conformaron obras actuales, con bandas sonoras y adaptaciones de grupos musicales, como la selección de canciones de Abba.

La Banda de Villarejo de Salvanés está compuesta por cuarenta y cinco músicos, con una media de edad muy joven y una gran calidad interpretativa. Su director afirma que de esta forma se demuestra la implicación de la localidad madrileña con la música.

Conformaron la primera parte del concierto el pasodoble “Certamen Levantino” de Pascual Marquina, la canción de “Cádiz” y las sevillanas “Sevilla” de Isaac Albéniz, así como una selección de “La Gran Vía” de Chueca y Valverde.

En la segunda parte se escucharon las carceleras “Las hijas de del Zebedeo” de Ruperto Chapí, la banda sonora de “El último mohicano” de Trevor Jones y Randy Evelman, la selección “Abba Gold”, con arreglos de Ron Segrebts, finalizando con la fantasía para banda “Oregón”, de Jacob de Hann.

Tras los numerosos aplausos ofrecidos por el público de Manzanares, la Banda de Villarejo de Salvanés ofreció un bis muy castizo, el chotis “Madrid”, de Agustín Lara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario